Comunas empoderan al pueblo para resolución de problemas colectivos

Caracas, 15 Nov. AVN.- "Desde mi espacio, yo planifico, yo evalúo, yo digo y opino en qué condición está mi comunidad. Después identifico esos problemas, también propongo de qué manera nosotros, dentro de la comunidad, podemos resolver", destacó con orgullo este jueves Marta Berroterán, vocera de la comuna socialista Guaicamacuto, ubicada en la parroquia Macuto, estado Vargas.

Su voz es la de millones de venezolanos que afirman, progresivamente, "yo puedo hacer, yo puedo opinar, yo puedo ejecutar". Es un "yo" activo y en marcha.

Testimonios como el anterior dan cuenta de un ejercicio pleno de la democracia participativa y protagónica, mediante el cual las comunidades organizadas, tal como lo explicó Berroterán, reflexionan, analizan y priorizan sus necesidades más imperantes para resolverlas, desde el consenso colectivo y la cogestión. La figura socio-jurídica que permite este hecho trascendental nacional es la comuna.

Sobre el poder comunal, autogestión, cogestión, empoderamiento ciudadano, economía comunal y las experiencias concretas de las comunidades organizadas se debatió este jueves, a través del foro Alcances y desafíos de las comunas, organizado por el diario Últimas Noticias, que congregó a un diverso panel, que conversó acerca de este sistema inédito en la historia contemporánea venezolana y que le da al pueblo carta aval para planificar, ejecutar y elaborar planes de inversión con un presupuesto que se presenta ante el Consejo Federal de Gobierno.

La comuna socialista Guaicamacuto está conformada por 13 consejos comunales que se reúnen en las asambleas de ciudadanos para escuchar la voz del vecino y ejercer la cogestión, siempre y cuando "el plan sea aprobado por más de la mitad de los integrantes, es decir, el 50 más 1", explicó Berroterán.

"La comuna de Guaicamacuto es pionera en el país, ya que fue la primera, a escala nacional, que está debidamente constituida cumpliendo con todos los requisitos legales estipulados por la ley", dijo la vocera, quien se ampara en la Ley Orgánica de las Comunas, compuesta por 65 artículos, que definen el proceso de conformación y organización de las comunas, sus instituciones y funciones y la competencia de algunas instancias del Poder Público en el apoyo al proceso de formación de las mismas.

Mientras en el litoral varguense se fortalece en la comuna Guaicamacuto, en Caracas, una experiencia similar se cristaliza con el consejo comunal El Cementerio, al que José Alí Uriepero, como vocero representó en el Foro en cuestión.

"¡La comuna no se decreta, se construye!", exclamó el ciudadano a pocos segundos de haber comenzado su exposición.

Ante ello, dijo que aunque el apoyo y ayuda gubernamental son insoslayables, definitivamente es la mancomunidad vecinal la que permite atender coyunturas específicas en cada sector.

Por ejemplo, Uriepero detalló que el consejo comunal El Cementerio, conformado por cuatro colectivos, ha desarrollado un programa deportivo-recreativo que apunta a sustituir los ratos de ocio en tiempos de sano esparcimiento con los que se pretende prevenir la incidencia delictiva en niños y adolescentes de la zona.

"Se trata de hacer vivas las palabras autogestión y cogestión, porque sólo así podemos ser soberanos e independientes", señaló el vocero comunal.

Explicó que en el populoso sector ubicado en la capital venezolana, sus habitantes organizados han creado un fondo social de ayuda en casos de emergencia.

La iniciativa busca contar con una cantidad de dinero a la que acudir si algún miembro de la comunidad, especialmente niños y adultos mayores, tiene alguna emergencia. Así, a través de rifas y verbenas cuentan con Bs. 35 mil.

Asimismo, para garantizar que los miembros de la comunidad con menos recursos reciban alimentos, mediante el consejo comunal se han hecho alianzas con la red Mercados de Alimentos (Mercal) para conjunto desarrollar el programa Bolsa Solidaria, que contiene alimentos donados por los vecinos a personas con necesidades o en situación de calle.

Uriepero comentó que han creado 20 becas estudiantiles, también con recursos reunidos por la comunidad y han presentado seis propuestas para el desarrollo de casas en la zona, a través de la Gran Misión Vivienda Venezuela.

En la actividad estuvo presente la viceministra del Poder Popular paras las Comunas y Protección Social, Margot Godoy, quien destacó que ha sido la conjunción del pueblo, con el apoyo del Estado, la que ha sido motor fundamental para el impulso de esta forma de organización social.

En ese sentido, Godoy resaltó que el empoderamiento del pueblo va dejando en el pasado la burocracia institucional, para transferir los recursos a las comunidades organizadas.

De acuerdo a las líneas transversales de acción del Ministerio para las Comunas y Protección Social, la definición de Comuna Socialista es el "conjunto de diversas comunidades en Consejos Comunales y otras expresiones de organizaciones sociales revolucionarias, que confluyen en un espacio territorial, comparten un plan de gobierno y que tiene como base el ejercicio del ciclo comunal, fórmula democrática del Poder Popular".

16/11/2012 - 12:06 am