Doctor Misael Abreu puso la fisiatría al servicio del pueblo

 

Caracas, 11 Sep. AVN.- El doctor y jefe del Servicio de Medicina Física, Rehabilitación y Caumatología del Hospital Miguel Oraá en el estado Portuguesa, ubicado en los llanos venezolanos, Misael Abreu, falleció este domingo luego de 40 años de realizar tratamiento a pacientes con enfermedades neurológicas, lesiones en nervios, músculos y deficiencias auditivas. 

La exploración y la evaluación integral de cada paciente fue una de las virtudes de Misael –conocido y respetado por todos como el doctor Abreu– el mismo que de forma intrahospitalaria y gratuita coordinó a un equipo multidisciplinario cuyo criterio técnico-científico es "trabajar por el bienestar del paciente, no para garantizar el tratamiento de una lesión, sino el tratamiento del ser humano con una lesión", decía frecuentemente y con mucha contundencia, reseña una nota de prensa.

Larense de nacimiento, Abreu fue miembro de la Junta Directiva de la Sociedad Venezolana de Medicina Física y Rehabilitación, asesor de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y acreedor de innumerables reconocimientos, entre ellos el Premio Nacional de Medicina Física y Rehabilitación (Valencia 1986) y la Mención Honorífica por la Academia Nacional de Medicina.

Se especializó en trastornos cognitivos y de movilidad, así como rehabilitación post operatorios, enfermedades cerebro vasculares, traumatismo craneoencefálicos y fracturas.

En el centro hospitalario ubicado en Guanare creó un área para el tratamiento precoz y la atención integral a los pacientes que hayan sufrido quemaduras.

"Hasta una pluma te sacará lágrimas", decía Abreu a sus pacientes quemados, mientras se dedicaba eficazmente a la cura diaria de heridas resultantes de accidentes con fuego, pólvora, agua y aceites calientes.

Sus consultas se volvía una clase magistral, mostrando así su vocación de enseñar. En más de una oportunidad explicaba a sus pacientes el grado de la enfermedad con la que llegaban hasta él.

La música y el arte influyeron bastante en su carrera a la hora de realizar investigaciones.

Junto a psicólogos, terapistas de lenguaje y fisioterapeutas, consolidó un área hospitalaria que cuenta con equipos de electroestimulación, magneto, ultrasonidos, rayos láser y otras neuronales y reumáticas, lesiones traumáticas y congénitas, así como para la rehabilitación respiratoria, deportiva y cardiovascular, la rehabilitación del paciente amputado, con quemaduras, cáncer y osteoporosis.

Desde Barinas, Trujillo, Lara y Apure recibía a pacientes de diferentes edades a los que les colocaba ortesis auditivas para que superaran de forma inmediata la pérdida sonora y mejorarán progresivamente el habla.

Misael Abreu fue despedido este lunes con un minuto de aplausos y la interpretación del Coro Sinfónico de Guanare, instancia que bajo la dirección de Alfredo Ortega le rindió homenaje póstumo con un repertorio que incluyó el Réquiem, de Mozart; el Aleluya, de Haendel, y el Gloria, de Vivaldi.

11/09/2017 - 07:43 pm