La gran estafa de la mentira fascista sobre el hambre en Venezuela

Llega un momento en que la mentira, armas favoritas de EEUU y sus secuaces, de tanto uso y abuso a lo largo de la historia como excusa para desatar sus guerras y derrocar gobiernos, deja de tener el éxito que hasta hace poco tiempo tuvo, ya que los pueblos adquirieron la conciencia política y social que descubre esas falacias pero el Imperio y soberbio y prepotente insiste utilizarla.
Se niega como sus vasallos, a despojarse de la máscara que cubre su rostro de farsante de falso defensor de los DDHH y demás principios y valores con que se presenta ante el mundo y a pesar del fracaso sufrido en 18 años intentándolo, ha desatado una nueva y más brutal ofensiva conspirativa contra la Revolución Bolivariana, colocando en la primera línea del frente a la prensa mercenaria.
Lo hace luego de haber fracasado todos los golpes violentos y “suaves desatados junto con las hordas de apátridas criollos y mercenarios extranjeros, primero contra el eterno y supremo comandante y luego contra Maduro, su hijo político y heredero de su legado libertario.
Le acompaña en su nueva aventura desestabilizadora una legión de esos otros “cachorros imperiales”, presidentes y ex mandatarios europeos y latinoamericanos, que se olvidan de atender la grave situación económica, política y social por la que atraviesan sus países para agredir con sus falacias al gobierno venezolano.
Lo hacen como cómplices de la mayor conspiración mediática que registra la historia reciente, basada en el principio “goebbeliano”, de que “una mentira repetida mil veces se convierte en verdad”, solo que esta vez su perversa hipótesis adquiere la fuerza de una terrible que ni él mismo imaginó, tras la incorporación de nuevos medios de información que entonces no existían la tv e internet.
Una explicación sobre esa nueva situación la ofrece Carlos Santamaría, psicólogo social, doctorado en Filosofía y Ciencias de la Educación, escritor, catedrático y conferencista internacional, en el trabajo bajo el título de “Cinco Tácticas para Descubrir Intenciones Ocultas en las Noticias el 24 de marzo por la Agencia de Noticias RT, destacando entre algunos puntos que
“La comprensión, capacidad extraordinaria del cerebro para percibir la realidad en toda su dimensión, ha disminuido en altos niveles gracias, en parte importante, a instrumentos audiovisuales como la televisión o el celular.”
“En lo que se refiere a este último, la falacia fue hacer creer que se incrementaría la información y el ingenio…logrando exactamente lo contrario: escasa capacidad lingüística, menor lectura comprensiva, adicción y disgregamiento de la concentración, entre otros elementos.”
“Específicamente, en la comprensión de la información existen serias limitantes, las que han sido impulsadas por una ideología intencionada, con el fin que la confusión o las creencias sean la base de la comunicación. El resultado ha sido una extraordinaria falsedad difundida por los medios y una debilidad para entender su verdadero significado.”
“Por ello, una tarea imprescindible es trabajar para elevar el nivel de entendimiento de la información, es decir, la verdad por sobre la imagen de la realidad.”
“Existen cinco tácticas fundamentales que, al ser aplicadas, ofrecen la posibilidad esperada.”El psicólogo social, describe a continuación las mismas, señalando como la “Primera: Determinar la fuente de la organización que ofrece la noticia.”
“Muchas empresas, -explica- ofrecen una descripción de los fundadores, aunque no explican cuál es su función política y a qué clase social representan. Al investigar estos parámetros, se descubre qué pueden esconder.”
“Así, el canal CNN es el órgano de una agencia de inteligencia, la cual le ordena publicar o exponer determinada información que responda al momento político, mientras que la BBC, periódicos americanos como “El Mercurio”, “El Tiempo” o “Clarín” representan los intereses de las élites que dominan el mercado industrial militar y su rol es sostener esta visión armada.”…
Otra de las tácticas recomendadas por Santamaría es “Develar la intención profunda de la noticia o titular entregado.
“Develar la exacta intención sobre la expuesta en una presentación es definitivo. La narración de un evento indica, lógicamente, hacia dónde se dirige y dicha actitud se descubre a través del sentido dado.”
“Es repetitivo en diversas organizaciones que, al estar atada su línea a un objetivo de manipulación, insistan siempre en eventos negativos cuando están en relación con gobiernos o países que no siguen los dictados de las potencias que apoyan el terrorismo. Cuando se descubre qué pretende y a quien favorece, se tiene precisión sobre lo descrito.”
Es precisamente allí donde queda al descubierto la maligna intención del proyecto desestabilizador que adelanta el fascismo internacional con la brutal ofensiva mediática desatada contra el gobierno Bolivariano, concentrado en la explotación de lo que han llamado “la grave crisis humanitaria que vive Venezuela”.
En “la hambruna”, que aseguran, está llevando a gran parte de la población venezolana a alimentarse de restos de comida arrojada en basureros y a comer una, o a lo sumo dos veces al día.”
A reseñar declaraciones de dirigentes de la oposición golpista como lo hizo CNN al publicar las declaraciones del alcalde Chacao, Ramón Muchacho, quien dijo que
“Hay gente cazando gatos y perros en las calles, y palomas en las plazas para comérselos”.
O la afirmación hecha por María “Mentira” Machado, como se conoce en Venezuela a la también dirigente de la oposición fascista, quien durante su encuentro con trabajadores de Pequiven, una de las empresas de Pdvsa, donde los salarios y beneficios sociales figuran entre los más atractivos del país, dijo que lo que “paralizó el alma fue mi encuentro con los trabajadores de Pequiven en El Palito, cada uno con su tristeza, con su desengaño. Uno de ellos -dijo-
“Con la mirada perdida, me comentó sin alarmarse, que ayer en su casa almorzaron un gato asado.”
De inmediato, sin inmutarse, María “Mentira”, “puso la guinda sobre la torta” con otra mentira, asegurando que la OEA ha dado un paso histórico al activar la Carta Democrática Interamericana”, y es que la pobre vive de mentiras, espejismos e ilusiones, que las agencias informativas mercenarias como CNN publican como realidades para consumo de crédulos e ingenuos.
Decir como DW, que “más de 850.000 venezolanos hambrientos han ido a buscar refugio en Colombia, donde “ingenieros petroleros” y otros miles de profesionales que allí llegan, se dedican a lavar carros o pedir una limosna en la calle cuando el semáforo está en rojo, mientras sus esposas trabajan como domésticas en hogares colombianos y sus hijos no pueden ir a la escuela.
Canales de televisión y prensa escrita de Europa como BBC de Londres; Deutche Welle de Alemania, El Mundo y ABC de España, presentan el dantesco escenario de un pueblo que muere de hambre en medio del supuesto caos en que vive, responsabilizando al gobierno venezolano de la situación, con la finalidad de crear un clima de malestar que propicie la intervención desde el exterior, uno de los objetivos de la conjura.
Por ello, como aconseja el Dr. Santamaría en su trabajo: “Una tarea imprescindible es trabajar para elevar el nivel de entendimiento de la información”. No caer en la trampa tendida por CNN, BBC, DW, El Tiempo, Clarín, Caracol y demás medios, miembros de esa cofradía siniestra que ha desatado contra Venezuela una de la más brutales conjuras mediáticas de la historia.
Usar las 5 Tácticas para descubrir las perversas intenciones ocultas en las noticias que publican esas agencias asalariadas del Imperio.
“Primera: determinar la fuente de la organización que ofrece la noticia. Segunda: determinar la veracidad de la documentación que respalda lo dicho. Tercera: Develar la intención profunda de la noticia o titular entregado. Cuarta: Establecer nítidamente que la imparcialidad o neutralidad no existe. Y Quinta: Leer, ver o escuchar con detención lo que se expone.”
Como en el caso de las publicadas en el marco de la conspiración mediática contra Venezuela, que provienen de fuentes de la oposición golpista criolla y las de esos engendros de los laboratorios de la guerra sucia de EEUU, las agencias de noticiosas internacionales que reseñan declaraciones de ONG´s contrarrevolucionarias.
Organizaciones que reciben fondos de agencias oficiales de EEUU como la NED y USAID, que alimentan con millones de dólares a esos agentes del fascismo en Venezuela y otros países de América Latina y del resto del mundo que operan como organizaciones defensoras de los DDHH.
No comentan lo ocurrido a pocas de que el Presidente-Obrero fuera declarado ganador de las elecciones presidenciales pues figura como una de las manchas morales más grandes que han marcado la piel de la oposición fascista venezolana, como fue el frenético llamado que hizo a sus violentos Henrique Capriles Radonski, candidato de la oposición al conocer su derrota.
“Descarguen toda su arrechera, esa frustración en nombre de la paz” les dijo, pero no en nombre de lo que significa esa palabra que es: “Reconciliación, vuelta a la amistad o a la concordia”, sino como “La Paz de los sepulcros”, como él y sus seguidores la interpretaron, porque aquella horda de asesinos desalmados mataron a 11 venezolanos, 2 niños y una mujer entre ellos.
Y es que aquella masacre y la ola de violencia, destrucción y muerte desatada por la oposición golpista, fue el punto de partida de la vorágine desestabilizadora que ha envuelto a Venezuela desde entonces con un golpe de Estado continuado de 18 años y que al fracasar hizo que EEUU y sus vasallos decidieran lanzar esta última aventura golpista liderada por los medios mercenarios.
Una Guerra de Cuarta Generación con sus componentes de guerra económica, política, diplomática, financiera y monetaria que ha afectado seriamente la economía del país y a otros sectores como el social, generando en un principio lo que sus autores perseguían, que era provocar el descontento de la población ante la escasez de medicinas y alimentos y toda clase de productos.
La estrategia desestabilizadora funcionó hasta que Maduro y sus estrategas lanzaron una gigantesca contraofensiva que abarcó a todos los sectores afectados, aplicando una serie de medidas que lenta pero en incontenible avance, con la activa y efectiva participación del pueblo, de la FANB y otros sectores claves, están acorralando a las fuerzas enemigas de la Revolución Bolivariana.
La puesta en marcha de los 15 motores de la Agenda Económica, creados para enfrentar la guerra económica fascista es otra de las armas del gobierno bolivariano.
Los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) bajo la dirección de Freddy Guevara, su coordinador nacional se han convertido en el armas más efectiva del gobierno para llevar alimentos y otros productos a millones de familias venezolanas y su red de distribución se amplía cada día en dirección final, que es a cubrir hasta el último rincón del territorio nacional.
Con la distribución masiva de alimentos y demás productos, está erradicando la plaga de los ªbachaqueros”, maligna desviación de la perversa estrategia del desabastecimiento y acaparamiento aplicada por la oposición golpista e inescrupulosos comerciantes que “desaparecieron de anaqueles de abastos, bodegas, mercados y supermercados alimentos, medicinas y cuanto producto encuentran.
Hoy están volviendo a los estantes, mientras simultáneamente desaparecen los “bachaqueros” que los compran para llevarlos a Colombia donde son adquiridos por venezolanos que en un ciclo perverso impuesto por la oposición fascista llegaban a Cúcuta y otras poblaciones fronterizas para adquirirlos a precios 10 veces superiores o más, de los que se venden en Venezuela.
Entonces: ¿Dónde está el hambre que según esas falsas informaciones está matando a miles de niños venezolanos, que hurgan en los basureros en busca de comida, que está haciendo huir hacia Colombia a centenares de miles de profesionales que laven carros y piden limosna en la calle del país vecino y sus esposas trabajan como domésticas en hogares colombianos?
Están únicamente en las perversas y fantasiosas mentes de los asalariados del Imperio que se encargan de divulgar que esas mentiras que, “repetidas mil veces se convierten en verdad.
La verdad es que aquí, en la Venezuela que EEUU y sus lacayos dicen que hay hambruna; que algunos presidentes y ex mandatarios dicen que se violan los DDHH, hay más de 6 millones de colombianos que huyendo del hambre y demás plagas sociales que dejó en su país una guerra de más de medio siglo, hallaron refugio, trabajo y vivienda digna y se les trata como lo que son, como hermanos
Como a toda nación que requiera en algún momento ayuda, la recibe inmediata y desinteresadamente del gobierno y pueblo venezolanos, los primeros en responder al llamado de auxilio de un país, lejano o cercano, llevando alimentos, frazadas, medicamentos y construyendo viviendas para sustituir a las que han sido destruidas por sismos, inundaciones o huracanes.
Esa es el país que el Imperio quiere destrui por considerar, como decretó Barack Obama, que “Venezuela es Una amenaza inusual y extraordinaria para la seguridad nacional y la política exterior de EEUU.”
Un pueblo revolucionario que ama la paz y odia la guerra, pero que de la mano de Nicolás Maduro, el Presidente-Obrero y del Ejército venezolano, “Forjador de Libertades”, está dispuesto a defender la dignidad y soberanía de Venezuela, amenazada por el imperio yanqui, siguiendo el ejemplo de Chávez el eterno y supremo comandante y de Bolívar, El Padre de la Patria quien dijo:
“Lo mismo es para Venezuela combatir contra España que contra el mundo entero, si todo el mundo la ofende.”

27/03/2017 - 08:41 am