Hashtag "No Más Bloqueo"

 

Caracas, 03 Nov. AVN.- Este 1º de noviembre en la sede de las Naciones Unidas, en el corazón de Estados Unidos, la comunidad internacional dijo por vigésima sexta vez "No Más Bloqueo". Una vez más, los estados reunidos en el más importante foro multilateral respaldaron la justa demanda del pueblo cubano por el cese del bloqueo económico, financiero y comercial que por casi 60 años ha obstaculizado nuestro desarrollo económico y social y la aspiración permanente de vivir en un mundo mejor.

Para el 70% de los cubanos que como yo nacieron con el bloqueo en pie y para el 30% que vieron sus orígenes, esta política calificada como genocidio por la Convención para la Prevención y Sanción del Delito de Genocidio de 1948 significa un ataque contra la soberanía y la decisión de trazar y construir la sociedad deseada por la mayoría. Es uno de los más criminales y fracasados intentos de doblegar el espíritu de una nación por hambre y desesperación.

El bloqueo ha causado a la pequeña economía cubana desde 1961, 822 mil 280 millones de dólares, tomando en cuenta la depreciación del dólar frente al valor del oro en el mercado internacional. Solo en materia de salud la afectación total es de 2 mil 711 millones 600 mil dólares, siendo más de 87 millones de dólares los perjuicios en el último año. Se persigue toda transacción en dólar, se castigan bancos por haber realizado alguna operación con Cuba en dólares, se limitan al máximo las importaciones de las empresas cubanas que no tienen otra solución que comprar más caro y con más riesgos equipamientos, alimentos y medicinas que son necesarios para el país y el pueblo cubanos.

El mundo siempre se ha preguntado cómo un país con condiciones de insularidad, pequeñez y con valores geoestratégicos pudo aguantar la imposición de las medidas más severas de un asedio integral y abusivo. Cómo el pueblo cubano superó el "período especial", etapa histórica de los primeros años de los 90 en la que el PIB nacional cayó un 35%. Cómo Cuba sigue soportando con dignidad y con la frente en alto las amenazas y el bloqueo económico, financiero y comercial que la administración de Donald Trump ha recrudecido en total desacato de la voluntad de su pueblo y de la comunidad internacional.

Cuba sigue en pie porque es resultado de una historia de resistencia y patriotismo. Nuestro antiimperialismo y sentido de la libertad se fraguó en las rebeliones de los aborígenes ante la colonización española, de los criollos y luego de los mambises que protagonizaron nuestras más bellas páginas de historia por la independencia y que prácticamente ganaron la guerra contra España, cuando sufrieron la traición de las tropas estadounidenses que se rehusaron a salir de Cuba y luego impusieron una burda y caricaturesca "República". El liderazgo del Comandante en Jefe Fidel Castro y de Raúl Castro, precedido por hombres y mujeres que mojaron la tierra con su sangre, fue decisivo para la unidad y para lograr la consolidación de la solidaridad internacional contra las medidas unilaterales impuestas a Cuba.

Por vigésima sexta vez quedó demostrado que el gobierno de Estados Unidos está solo en esta cruzada contra la soberanía y la autodeterminación. Que Cuba no está sola: la acompañan las voces de todos los demás países, entre ellos la hermana y siempre solidaria Venezuela. Que la causa de un pueblo que supera a toda hora el bloqueo más prolongado de la historia es la causa de todos, es una causa del mundo.

03/11/2017 - 09:27 am