Invaluables tesoros son en Cuba Patrimonio de la Humanidad

 

Caracas, 21 Sep. AVN.- Desde sus bellezas naturales, sus encantos arquitectónicos, hasta sus manifestaciones culturales más genuinas, Cuba es el país del Caribe insular que posee más bienes reconocidos por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad. Hasta la fecha un total de once han sido incluidos en la lista.

Con casi cinco siglos de vida, La Habana Vieja y su sistema de fortificaciones coloniales, situada cerca del interior del puerto, muestra junto a sus atributos naturales un valioso patrimonio arquitectónico, reconocido entre los mejores conservados de América Latina.

Este añejo enclave, fundado por los españoles en 1519, se convirtió en el siglo XVII en un importante astillero para la región del Caribe.

Declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Organización de Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura (UNESCO), en diciembre de 1982, La Habana Vieja conserva la arquitectura típica de la época colonial y cuenta con plazas, palacetes, mansiones, catedrales, castillos, conventos e iglesias, en los que se aprecia la mezcla de monumentos barrocos y neoclásicos.

Estas construcciones, sometidas a un permanente programa de restauración del patrimonio histórico, acogen museos, bibliotecas, salas de concierto, galerías de arte, estudios de artistas de la plástica y otras instituciones culturales que conviven en armonía con otros centros socioculturales imprescindibles para lograr la sostenibilidad de esa zona.

El conjunto artístico más relevante se centra entre la Plaza de Armas, de San Francisco, la Catedral y la Plaza Vieja. La calle de Obispo es uno de los lugares más concurridos.

 

Trinidad y el Valle de los Ingenios (1988)

Trinidad y el Valle de los Ingenios quedaron inscritos en 1988 como patrimonio cultural.

Fundada en 1514, bajo el nombre de Villa de la Santísima Trinidad, la ciudad debe su nacimiento a la industria azucarera y constituye un ejemplo representativo del urbanismo de los primeros asentamientos fundados en América en el siglo XVI, y de su armónico crecimiento hasta inicios del siglo XIX.

Entre los atractivos de la denominada Ciudad Museo de Cuba sobresalen el recorrido por sus empedradas calles, la Plaza Mayor y la Iglesia Mayor de la Santísima Trinidad.

El Valle de los Ingenios es otro paisaje que muestra el auge de la actividad azucarera dentro del sistema colonial español en América.

 

Castillo de San Pedro de la Roca, Santiago de Cuba (1997)

Con el fin de defender a la ciudad de Santiago de Cuba, ubicada en el Oriente del país de ataques piratas fue construido entre los siglos XVII y XIX el Castillo de San Pedro de la Roca, declarado Patrimonio cultural por la UNESCO en 1997.

Este intrincado complejo de fuertes, polvorines, bastiones y baterías fue construido en lo alto de un promontorio rocoso para proteger al importante puerto de esta urbe.

Junto al Castillo de La Estrella y la batería de la Socapa, forma parte del más grande y completo ejemplo de ingeniería militar renacentista europea aplicada en el Caribe.

 

Parque Nacional Desembarco del Granma (1999)

El Parque Nacional Desembarco del Granma se encuentra al sur del oriente cubano y es el mayor y más conservado exponente mundial de los sistemas de terrazas marinas sobre rocas calcáreas.

Incluye además los farallones del Cabo Cruz, así como algunos de los acantilados costeros más impresionantes e intactos del Atlántico Occidental. Fue declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad en 1999.

Entre los lugares más representativos se encuentran el sistema de terrazas Escalera de los Gigantes y el sendero arqueológico natural El Guafe, conformado por un conjunto de cuevas ceremoniales y funerarias.

Dentro de los acontecimientos más significativos que aquí se produjeron están el desembarco del yate Granma el 2 de diciembre de 1956 por Playa Las Coloradas y el combate de Alegría de Pío, protagonizado por los expedicionarios y las fuerzas de la tiranía de Batista, el 5 de diciembre del mismo año.

Valle de Viñales (1999)

Ubicado en el occidente de Cuba, el Parque Nacional de Viñales se encuentra en el valle homónimo situado en la Sierra de los Órganos, que integra la cordillera de Guaniguanico, en la provincia de Pinar del Río.

Cuenta con el mayor sistema cavernario de Cuba, destacándose la Cueva del Indio, atravesada por el río San Juan, y la de Santo Tomás, la mayor de las Antillas, con 45 kilómetros.

Se caracteriza por un elevado endemismo y una alta diversidad de la flora y la fauna. Entre las especies endémicas presentes en la zona figuran el pino macho, el tocororo, el tomeguín del pinar y el Ruiseñor cubano.

Le fue otorgada la categoría de Paisaje Cultural de la Humanidad conferido por la UNESCO en 1999 por sus valores paisajísticos, biológicos, geológicos, paleontológicos y culturales.

Paisaje arqueológico de las primeras plantaciones de café del sudeste de Cuba (2000)

Existen cerca de un centenar de estas fincas cafetaleras, la mayoría ubicadas en la provincia de Santiago de Cuba, abarcando la zona de la Gran Piedra, El Cobre, Dos Palmas y Contramaestre, aunque también hay muchas en Guantánamo. Estos lugares forman un extenso cinturón cafetalero en la región sudeste de Cuba.

Los vestigios de las plantaciones de café del siglo XIX, situados al pie de la Sierra Maestra, constituyen un testimonio excepcional del uso de técnicas agrícolas precursoras en terrenos difíciles. Estas huellas aclaran aspectos de la historia económica, social y tecnológica del Caribe y América Latina.

Las ruinas más famosas de los cafetales son la finca de Santa Sofía, el Kentucky y La Isabélica, esta última en perfecto estado de conservación y sede actual de un museo etnográfico.

Parque Nacional Alejandro de Humboldt (2001)

El Parque Nacional Alejandro de Humboldt lleva el nombre de este científico alemán que visitó la Isla en 1800 y 1801 y está situado en las provincias de Guantánamo y Holguín.

Con una superficie de 70 680 hectáreas, esta área natural posee la mayor diversidad vegetal del Archipiélago Cubano y el Caribe Insular. Gracias al alto endemismo de su flora y de su fauna, se ha constituido en una suerte de laboratorio natural. Algunas de las especies endémicas presentes en el área son las cotorras, el catey, Carpintero Real, Gavilán Caguarero, Almiquí y el Manatí.

Incluye ríos, bosques, cascadas, arroyos, llanuras, bahías, arrecifes coralinos y montañas. Y de las cuatro reservas de la biosfera que hay en Cuba la más grande y más valiosa está dentro de este parque, ocupando más de la mitad de toda su superficie: la biosfera de Cuchillas del Toa. El Parque Nacional Alejandro de Humboldt ingresó en la Lista del Patrimomio Mundial en 2001.

Tumba Francesa La Caridad de Oriente 2003

Declarada por la Unesco Obra Maestra del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad, en noviembre de 2003, la Tumba Francesa comprende un conjunto de expresiones músico-danzarias desarrolladas en las zonas cafetaleras de Cuba a partir de la emigración de colonos franceses de Haití, los cuales trajeron empleados domésticos que se mezclaron con los esclavos africanos, a finales del siglo XVIII.

Esta legendaria tradición conserva en todo su esplendor los aportes legados por la cultura francesa, la cual se evidencia en sus vestuarios y danzas, que imitan la usanza de los bailes de salón europeos.

Estas manifestaciones danzarías se combinan con el empleo de instrumentos musicales, cantos y toques de origen africano. Los instrumentos consisten en tres grandes tambores de un solo parche llamados «tumbas», confeccionados con madera y piel de chivo; un xilófono llamado catá; la «tambora», tambor pequeño de dos parches, y maracas metálicas llamadas «chachás».

En esta manifestación cultural se aprecia una mixtura de ritmos y danzas francesas del Caribe como el minué, rigodón y carabiné, con un estilo muy peculiar, pues son interpretados con tambores africanos y cantos entonados en una mezcla de creole, español y francés.

La tradición está presente en comunidades de tres provincias de Cuba: la Sociedad de Tumba Francesa La Caridad de Oriente en Santiago de Cuba; en Guantánamo, la Tumba Francesa Pompadour Santa Catalina de Ricci, y en Holguín, la Tumba Francesa de Bejuco.

También mantienen los cantos, la tradición culinaria y la artesanía, elementos que constituyen sellos distintivos de la agrupación y que le hicieran merecedora del reconocimiento internacional por preservar hasta nuestros días su originalidad y transmisión generacional.

Hasta la fecha, la sociedad establecida en Santiago de Cuba es la única de su tipo en Cuba con esa categoría que otorga la Unesco.

El Centro Histórico Urbano de la Ciudad de Cienfuegos (2005)

Ubicada en el centro sur de la isla de Cuba, Cienfuegos es la única ciudad cubana y de América, del siglo XIX, fundada por franceses bajo la Corona española.

Con una superficie de 90 hectáreas y 91 manzanas, el Centro Histórico Urbano de la Ciudad de Cienfuegos evidencia que es el enclave del siglo XIX con mayor integridad, conservación y concentración tipológicas de obras de valor patrimonial.

Presenta un trazado ortogonal en forma de cuadrícula, que en su conjunto se caracteriza por la compactación constructiva, la homogeneidad estilística y la monumentalidad de sus principales edificaciones. Su entorno arquitectónico, neoclásico y ecléctico, se articula alrededor del Parque Martí y el Paseo del Prado.

Sobresalen además la antigua Plaza de Armas hoy Parque José Martí, la Catedral Nuestra Purísima Concepción, el Teatro Tomás Terry, el Palacio Ferrer y el antiguo Casino Español.

Considerado un exponente representativo de la influencia de la Ilustración Española en América Latina, y un ejemplo único de las ideas de modernidad, higiene y orden en el planteamiento urbanístico decimonónico, fue inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial de la de la Humanidad, en julio de 2005.

El Centro Histórico de la Ciudad de Camagüey (2008)

El Centro Histórico de la Ciudad de Camagüey ostenta la condición de Patrimonio cultural de la Humanidad desde julio de 2008. Está enclavado en la ciudad del mismo nombre que atesora el enclave histórico más grande de la isla, de un área de 3 km2 y uno de los más conservados del país.

Esta urbe, que tiene su origen en la villa fundada en 1514 en la costa norte, y que fuera trasladada en 1528 hacia su actual emplazamiento al centro de la provincia, se nombró Santa María del Puerto del Príncipe.

En su trazado urbano predominan las estrechas callejuelas, plazas, plazuelas y edificios de diversos estilos arquitectónicos de los siglos XVII, XVIII y XIX y un gran número de iglesias.

 

La rumba (2016)

La Rumba cubana, compuesta por toques, cantos, bailes y pantomima surgió durante el colonialismo español mientras se producía la expansión azucarera. Es una de nuestras manifestaciones musicales de mayor prestigio folclórico y popular, que se extiende hacia otras naciones. Sus principales protagonistas fueron los negros libres y sus descendientes, pertenecientes a distintas étnicas africanas como la lucumí, ganga, arará y quizás la más significativa de todas: la gangá-bantú.

Las canciones hablan a menudo sobre la vida diaria de la gente, sin distinción de raza, ni de clase social. Muchos de los elementos de la Rumba han influido y han enriquecido otros bailes folklóricos: la Guaracha, la Carioca, el Beguine, la Conga, el Mambo y el Cha Cha Chá.

La Rumba se caracteriza por sus movimientos eróticos y a veces grotescos. El ritmo se desarrolla en medio compás de 4x4, es decir, en dos tiempos. En el primer tiempo se dan dos pasos de medio tiempo cada uno (rápidos) y en el segundo se da un solo paso (lento). Este paso lento se da en medio tiempo y en el medio tiempo siguiente no se da paso, pero la pelvis sigue moviéndose para marcar la cadera de la pierna que se acaba de mover.

En Cuba se pueden distinguir tres estilos de rumba principales: Guaguancó, (La Habana) Columbia, (Matanzas) y Yambú (Matanzas).

 

21/09/2017 - 06:19 pm