Promoverán en 2017 incorporación de nuevas generaciones a Pastores del Niño de Jesús Los Teques

 

Los Teques, 02 Feb. AVN.- Los Pastores del Niño Jesús Los Teques, estado Miranda, región al centro-norte del país, promoverán en 2017 la formación de nuevas generaciones para afianzar la preservación de esta manifestación religioso-cultural, que enaltece al niño Dios durante todo el año.

Nombrada Patrimonio Cultural de la región y Bien de Interés Cultural por parte del parlamento mirandino el pasado 16 de diciembre, esta manifestación es promovida como herencia familiar desde hace más de 40 años para agradecer a la virgen María y al niño Dios los milagros y favores concedidos. En 1997, se establecieron como cofradía en el Santuario de Betania, para ofrecer serenatas, cantos y danzas como manifestación religiosa cultural del pueblo mirandino.

Cada diciembre el grupo, con atuendos coloridos, llena las calles del casco central de la ciudad de alegría con versos de alabanzas y bailes por el nacimiento de Jesús, a cargo de pastores (hombre y niños) y pastorcillas (mujeres y niñas) que se colocan en dos columnas.

A esos grupos se suma el Cachero (líder del grupo), el primer pastor y la primera pastora que guían a cada columna, así como el viejito y la viejita, que se agolpan desde el punto de inicio del baile.

A propósito de que este 2 de febrero se conmemora el día de Nuestra Señora de la Candelaria, celebración que marca el cierre del ciclo de la navidad, Hilda González de Arteaga, fundadora de la Cofradía Niño Jesús de la catedral San Felipe Neri, sostuvo que los Pastores de Los Teques también promueven valores de fe e incentivan el rescate de jóvenes.

En ese sentido, destacó que la meta es visitar los centros educativos de la ciudad capital con el apoyo de instituciones del Estado para promover charlas educativas e informativas sobre esta manifestación.

"Queremos entrar este año a todas las escuelas para hacerle el llamado a nuestros niños y jóvenes a unirse a esta manifestación religiosa y cultural, porque son ellos garantes de la preservación. Somos la manifestación cultural más joven de las seis que existen en todo el territorio nacional", dijo.

Señaló que cada segundo domingo de diciembre, luego de celebrar una misa solemne a las doce del mediodía y recorrer las calles de la capital, se hace el pago de promesas hasta las cuatro de la tarde de ese día, los devotos acuden al evento para hacer un acto de reverencia y amor por Jesús.

González y su esposo impulsaron esta iniciativa de reverencia a Dios, tradición que se ha mantenido en el tiempo gracias a que sus hijos, familiares y las comunidades mirandinas se han involucrado progresivamente.

"Somos la familia del Niño Jesús, ya no sólo están integradas mis hermanas, hijos y nietos, sino que también están inmersos niños, niñas, jóvenes, adultos de Los Teques. La devoción nació en pago de una promesa al Divino Niño Jesús por la sanación de mi esposo" que padecía pericarditis, inflamación de la capa que cubre el corazón, "y fue sanado. A partir de ese momento fuimos divulgando ese milagro y fue creciendo hasta que llegamos a Los Teques y comenzamos a expandir esa fe", dijo.

Aunque los pastores no participan con bailes este 2 de febrero, sí acuden a la misa solemne y festividades que se celebran en honor a Nuestra Señora de la Candelaria.

Incorporar a toda la familia

La meta para este 2017 es involucrar a más personas a esta tradición para que se mantenga a través del tiempo.

"Queremos sembrar esa semilla en los niños, que ellos sean los que mantengan esa devoción de homenajear al niño Dios", comentó Félix Alexander Arteaga, miembro de la Junta Directiva, quien expresó su regocijo por el reconocimiento otorgado por el parlamento, que les permitió compartir con otras agrupaciones de Barlovento y Caracas, también declarados patrimonio de Miranda.

02/02/2017 - 02:53 pm