Rangel: Amenaza sobre Venezuela estimula capacidad combativa del pueblo

 

Caracas, 02 Jun. AVN.- "Desde que Nixon (Richard) planeó la conjura contra el proceso político y social que encabezó Allende (Salvador), no se veía en la región algo parecido".

La afirmación la hizo el periodista venezolano José Vicente Rangel en su columna El Espejo, publicada este lunes en el diario Últimas Noticias, al efectuar un nuevo análisis en torno a la agresión tanto interna como externa de la que es víctima Venezuela.

Entre otras cosas, Rangel hace referencia a las declaraciones del periodista chileno Manuel Cabieses, sobre su experiencia días antes del golpe de Estado contra el gobierno del presidente Salvador Allende (1973).

En el fragmento relatado en el libro La Conspiración contra Allende (de Juan Jorge Faundes), Cabieses refiere que "hablábamos del golpe pero jamás pensamos que estábamos a horas del mismo. Tenía una vaga idea de que se iba a resistir, pero sin saber cómo ni con qué. Como se pudo comprobar no estábamos preparados para el golpe".

"Los exiliados brasileños y argentinos nos habían advertido de esta debilidad de la izquierda. No teníamos idea de lo que era un golpe, no lo habíamos vivido. Teníamos una visión, digamos, romántica, y una sobreestimación de nuestras capacidades para resistir un golpe. Pero no teníamos la más remota idea de lo brutal que podía ser", expresa Cabieses en el texto.

A este respecto, Rangel afirma que hay una amenaza cierta sobre Venezuela. "Lo que ocurre no es para deprimirse. Al contrario, sirve para estimular la capacidad combativa del pueblo venezolano", dice.

En sus nuevas aventuras imperiales, tipo Libia y otras, Estados Unidos no sólo busca apoderarse del petróleo y otros recursos naturales, sino destruir el Estado y acabar con el "mal ejemplo" de los procesos liberadores, escribe Rangel.

El periodista señala que "los venezolanos sí hemos vivido golpes, exitosos y fracasados". Y agrega: "hay que tratar de que la memoria no flaquee y mantener incólume el recuerdo. Que ahora se necesita más que nunca debido a la amenaza de la siniestra confabulación de intereses contra la democracia y soberanía nacional".

Rangel advierte que lo peligroso es sobreestimar el poder de la revolución y subestimar el poder de la contrarrevolución. "La revolución bolivariana ahora cuenta con más recursos, pero no está Chávez", afirma.

Afirma que la persistencia en la violencia por parte de la derecha, da claras luces de sus intenciones de acabar con todo y "ese hecho no se puede subestimar", señala.

Para Rangel lo más urgente ante la amenaza de la confabulación en este formato de Golpe, es saber cómo actuar y organizarse; y advierte que "ir contra la Constitución tendrá un costo elevadísimo".

El 11 de septiembre de 1973, las Fuerzas Armadas chilenas, financiadas y apoyadas por el gobierno estadounidense de Richard Nixon, ejecutaron un golpe de Estado contra el presidente constitucional Salvador Allende.

La conspiración golpista utilizó los mismos elementos que se emplean actualmente en la estrategia de golpe suave contra Venezuela: sabotaje a la economía (estímulo a la inflación con acaparamiento y desabastecimiento), fomentar paros y huelgas, y operación psicológica (guerra mediática).

02/06/2014 - 11:49 am