El Socialismo: una opción real y viable

Foto referencial. Archivo, AVN.

Caracas, 29 Oct. AVN.-
Son los hombres (y las mujeres)

los que hacen la historia,

nunca al revés”

 

El Partido Comunista de China (PCCH), el más grande del mundo, recién ha culminado su XIX Congreso Nacional que marca un nuevo punto de partida para continuar llevando a la potencia asiática por la vía de la construcción del socialismo.

Este Congreso del PCCH es uno de los eventos políticos más relevantes de la última década, y es que en momentos en que poderosos grupos económicos transnacionales han emprendido una ofensiva internacional para la restauración del neoliberalismo como modelo, China señala que el socialismo es la opción real y viable para alcanzar su desarrollo económico y garantizar el bienestar del pueblo.

En la actualidad, hay una cruzada mediática-psicológica, impulsada por los “trabajadores intelectuales” del imperialismo, para descalificar la tesis del socialismo como único sistema que permite al ser humano alcanzar altos grados de producción sin sacrificar los derechos sociales de la mayoría.

Este año la humanidad conmemora el centenario de la Gran Revolución Socialista de Octubre, y en todo el mundo se realizarán actos para honrar el acontecimiento histórico más transcendental del siglo XX, al poner en evidencia que el capitalismo no es invencible y que los pueblos, con una teoría y una práctica revolucionarias, pueden edificar una sociedad superior, sin explotación del hombre por el hombre.

La Revolución de Octubre fue producto de la acumulación de fuerzas en la lucha de clases del pueblo ruso, que logró girar la rueda de la Historia hacia la liberación de los explotados, los excluidos, los oprimidos. Por primera vez, los obreros y los campesinos materializaban el sueño de sentar las bases para construir una sociedad de igualdad y de justicia social.

Hoy más que nunca cuando el capitalismo global atraviesa una crisis estructural que genera cada día mayor desigualdad, las ideas de Carlos Marx, Vladimir Ilich Lenin, Ernesto Che Guevara, Fidel Castro, Hugo Chávez, entre otros grandes pensadores, son fundamentales para fortalecer la convicción de los pueblos de seguir en batalla por un mundo mejor y posible, donde se respete la soberanía y la libre determinación de las naciones.

Los países que han emprendido proyectos socialistas de liberación nacional, como la Venezuela Bolivariana y Chavista, son los únicos en el mundo que tienen planes de gobierno centrados en mantener y elevar la calidad de vida del ser humano y en derrotar la pobreza, el hambre, la miseria, el desempleo, la falta de atención sanitaria, la deserción escolar, entre otros flagelos propios del sistema capitalista.

El PCCh consolida entonces, un nuevo liderazgo que llevará a la nación con mayor peso en la economía mundial a convertirse en un gran país socialista moderno. El Presidente Xi Jinping, fue reelecto como secretario general del Comité Central del PCCh y anunció una importante hoja de ruta para el advenimiento de una nueva era del socialismo con peculiaridades chinas.

El objetivo estratégico según pudimos leer en su discurso, es alcanzar la modernización socialista para 2035, a la vez que perfiló un país “próspero, fuerte y democrático y una sociedad modestamente acomodada en todos los aspectos” para el 2050.

Igualmente, en el año 2019 se celebrará el 70º aniversario del establecimiento de la República Popular China y el PCCH garantizó en este Congreso, dar continuidad al compromiso con la filosofía de desarrollo centrada en el pueblo para lograr un progreso sostenido en el que todos los ciudadanos disfruten de la prosperidad.

 También se enfatizó que China continuará cooperando y trabajando con el resto de las naciones para contribuir a la noble causa de la paz y el desarrollo de todos los habitantes del planeta. Hace siete décadas, China era un país con un régimen semi-feudal y su decisión de asumir la vía socialista lo ha convertido en una potencia.

Nuestro proyecto bolivariano, reconoce en los documentos del Congreso del PCCh, puntos en común que ratifican la vigencia del socialismo como única alternativa viable para la construcción de un mundo mejor y de una sociedad que garantice la mayor suma de felicidad posible a nuestros pueblos.

Precisamente por eso, uno de los primeros líderes mundiales en saludar los resultados de XIX Congreso del PCCh fue nuestro Presidente Nicolás Maduro, quien recalcó la importancia del aporte del Presidente Xi Jinping a la teoría del desarrollo del socialismo con particularidades chinas, como ejemplo de lo que debe implementarse en la lucha de la humanidad toda por la convivencia pacífica.

En Venezuela, transitamos una coyuntura histórica que nos demanda la máxima exigencia para avanzar en este camino de dignidad y soberanía que sigue siendo muy difícil, porque el enemigo, interno y externo, no cesa en su empeño de destruirnos. Pero nada ni nadie nos detendrá, seguiremos la senda de nuestro Socialismo Bolivariano; y con la cooperación de pueblos y gobiernos como el ruso y el chino, cumpliremos con el legado de Chávez de construir ese mundo multicéntrico y pluripolar que terminará de derrotar los empeños imperialistas.

Acá en Venezuela, ya hemos demostrado que la única garantía de paz y estabilidad para el país es el Socialismo, que no es otra cosa que el poder transferido a las manos del pueblo y las comunidades organizadas; que es la práctica de los valores de solidaridad, humanismo y bienestar colectivo.

Vamos compatriotas a seguir avanzando en el camino de la verdadera liberación; redoblemos la marcha para llegar, como nos sigue alentando nuestro Comandante Eterno, al punto de no retorno de esta Revolución Socialista, Bolivariana, Chavista y Antiimperialista. Hoy y Siempre: Unidad, Lucha, Batalla y Victoria¡¡

Nosotros hagamos la historia,

que otros la escriban en un mundo mejor”

Caracas, 29 de octubre 2017

29/10/2017 - 03:17 pm