La unidad también salió derrotada en la MUD

Foto: AVN

Caracas, 19 Oct. AVN.- Tras la derrota de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en las elecciones regionales del pasado 15 de octubre, cuando obtuvo alrededor del 45% de los más de 11 millones de votos emitidos el pasado domingo, sus principales dirigentes y voceros mantienen posturas divergentes sobre las razones de este fracaso y los retos que debe ahora asumir la coalición opositora.

En la noche del pasado domingo, más de una hora después de que el Consejo Nacional Electoral (CNE) emitiera el primer boletín con los resultados de 22 estados del país, la MUD anunció que desconocería esas cifras porque no correspondían con sus cálculos; sin embargo, los cinco gobernadores opositores electos asumieron sus victorias, y algunos candidatos opositores, como el exgobernador Henri Falcón, del estado Lara, y Alejandro Feo La Cruz, de Carabobo, reconocieron sus derrotas.

Mientras dirigentes políticos como Henry Ramos Allup, secretario general de Acción Democrática (AD), y Jesús "Chuo" Torrealba, exsecretario ejecutivo de la MUD, contradicen públicamente la tesis del fraude electoral, y emiten fuertes juicios y críticas hacia el accionar político de la oposición, otros dirigentes como Julio Borges y Freddy Guevara —dos de los principales activistas por la intervención extranjera en Venezuela— insisten en "denunciar" un supuesto fraude masivo ante la "comunidad internacional".

"En este momento una dirección derrotada en vez de reconocer sus errores y darle paso a un cambio, insiste en decir una cosa insólita (denunciar fraude). Fracasó la insurrección, fracasaron en lo electoral y además no les gusta el diálogo, entonces si tú no quieres votar, si eres malo como insurrecto y si además no quieres dialogar, ¿qué es lo que tú quieres? ¿Suicidio colectivo?", increpó Torrealba a algunos de sus compañeros de coalición este martes, en una entrevista radial.

Las divergencias, además, acentuaron el distanciamiento entre los activistas de larga trayectoria y los de las "nuevas generaciones" que lideraron la sedición impulsada entre abril y julio de este 2017.

También en una entrevista radial, Ramos Allup explicó que los municipios mirandinos Chacao, Sucre y Baruta del estado Miranda, que fueron epicentro de la estrategia violenta de más de 120 días, y que son mayoritariamente opositores, presentaron niveles de abstención de hasta 60%, que fueron determinantes en la derrota de la oposición en este estado, después de controlarlo durante ocho años.

19/10/2017 - 06:26 pm