Venezuela avanza hacia un sano comercio fronterizo con casas de cambio en Táchira y Zulia

Foto: Daniel Aristiguieta / Vicepresidencia.

Caracas, 10 Ene. AVN.- El Gobierno nacional instalará casas de cambio en la frontera colombo-venezolana, como una de las acciones en defensa de la economía nacional, frente a los ataques a la moneda perpetrados por las mafias colombianas.

El presidente de la República, Nicolás Maduro, informó este lunes que estas casas de cambio se instalarán en las poblaciones de San Antonio del Táchira y Paraguachón (Zulia), para realizar operaciones de convertibilidad del peso y el bolívar en territorio venezolano, y promover nuevas condiciones para una sana actividad comercial en la frontera binacional.

Esta acción soberana también tiene como objetivo frenar el contrabando de la moneda venezolana, que se ha convertido en uno de los mecanismos de la feroz guerra económica, emprendida desde 2013 por la extrema derecha criolla y extranjera.

En ciudades colombianas como Cúcuta, Maicao, Cartagena y Bucaramanga, se almacenan billetes venezolanos, para posteriormente cambiarlos a una tasa especulativa que atenta contra la economía de la nación.

La convertibilidad del bolívar en Colombia es legal desde el año 2.000 cuando el Banco de la República de Colombia, que cumple funciones de Banco Central, emitió la resolución Nº 8, que autoriza el intercambio directo de monedas con los países vecinos, sin pasar por el dólar.

Esta figura establece una doble tasa sobre el intercambio de monedas en Colombia: una oficial, establecida por el Banco de la República, y otra especial que se aplica sólo para las fronteras, lo que propicia el uso irregular de los bolívares.

La abismal diferencia en la cotización del bolívar promueve además el contrabando ilegal de los productos venezolanos de la cesta básica y del combustible, cuyo precio es subsidiado por el Gobierno Bolivariano.

Al poder cambiar pesos por una alta cantidad de bolívares, las mafias colombianas adquieren los productos venezolanos, los contrabandean y los venden en territorio neogranadino, con escandalosas ganancias.

Las redes colombianas no sólo contrabandean productos regulados, sino casi todo lo que se produce en el país o lo que es importado con dólares preferenciales otorgados por el Estado.

"La causa no son los precios venezolanos. La causa es la tasa de cambio en la frontera que convierte al bolívar en una moneda basura", denunció en septiembre pasado el vocero de la Asociación de Colombianos y Colombianas en Venezuela, Juan Carlos Tanus.

En ese contexto, esta depreciación de la moneda nacional es utilizada por el portal Dólar Today—manejado desde Miami por agentes desestabilizadores—para crear una tasa especulativa para el cambio entre en bolívar y el dólar, que emplean los comerciantes inescrupulosos como marcador referencial para fijar los precios de bienes y servicios.

Para frenar y contrarrestar los ataques de las mafias, el pasado diciembre el presidente Maduro decretó una serie de acciones entre las que figuran el cierre por 72 horas de la frontera de Venezuela con Colombia; la salida de circulación el billete de 100 bolívares-luego de que se evidenciara que más de 300.000 millones de bolívares de denominación fueron extraídos hacia la nación vecina-; así como el inicio de la venta de combustible venezolano en pesos colombianos en Ureña y Paraguachón.

10/01/2017 - 04:53 pm