Con la Cuarta Revolución Industrial los más ricos del mundo pretenden alargar la vida del Capitalismo

Los Césares de Capitalismo en su reunión anual de enero en el Foro Económico Mundial apostaron a la Cuarta Revolución Industrial para alargar la vida de un sistema cuya existencia se ve amenazada por los pueblos rebelados contra su dominio político, económico y financiero que lo único que ha dejado en el mundo es hambre, pobreza, miseria, ignorancia, enfermedad y demás plagas sociales.
Klaus Schwav, el economista alemán fundador y director del evento conocido también como Foro de Davos, autor del libro “La Cuarta Revolución Industrial”, destacó las supuestas ventajas que según él, representan para el progreso y desarrollo de la humanidad ese proceso histórico, continuidad de las 3 primeras revoluciones de su tipo que se dieron a partir del siglo XVIII hasta nuestros días.
Schwab, en su obra hace una apología del proceso, señalando que “representa la convergencia de nuestros mundos digital, físico y biológico. Una era de robots, inteligencia artificial, coches autónomos, diseño genético”, disimulando deliberadamente el negativo impacto que tendría para la clase trabajadora del mundo, que de acuerdo con los expertos perdería millones de empleos.
Y es que el Foro de Davos, está muy lejos de ser como lo presenta Schwab, ya que detrás de su fachada de institución propulsora del desarrollo, progreso y bienestar humano se oculta una organización fascista cuyos miembros pertenecen a una élite dominante, cuyo objetivo es mantener la vigencia del sistema más cruel, ambicioso y codicioso de la historia
Pablo Heraklio, destacado periodista, escritor y analista político, puso al desnudo hace ya tres años, la miseria humana que domina al foro y sus integrantes en un revelador artículo titulado: “Foro Económico Mundial Davos: 100 Corporaciones diseñan el Futuro de la Humanidad,” del cual extraemos algunos de sus párrafos.
“Desde 1972, -comienza diciendo- Davos es el difusor más importante de ideas de la nueva economía global ultraliberal, la reunión de capitalistas más importante a escala planetaria. Corporaciones nacionales e internacionales en expansión y en contracción, bancos y constructoras, jeques y dictadores. Mas de 1.500 empresas, 2.500 ejecutivos, 40 jefes de Estado, miles de contratos firmados.”
“En Davos se ordena y el mundo obedece.
¡Se puede acudir por muchas razones y a veces encontrarse contendientes enfrentados, pero todos los participantes tienen un objetivo común: No pagar impuestos.”…
“En Davos no se intercambian ideas, se difunden los objetivos marcados por una Agenda previamente confeccionada, la Agenda Global, pero, ¿quién la confecciona y con qué fin? ¿De donde vienen las ideas? El Consejo de la Agenda con sus reuniones anuales tiene la respuesta.”
“Con tales antecedentes, su éxito era casi asegurado. La influencia del foro y sus miembros, tanto económica como política es patente y la estamos viviendo: crisis periódicas, guerras, macroeconomía. El mundo cambia al ritmo del éxito del Foro. Nunca había habido tanta diferencia económica y social en el planeta.”
Ante tanta inequidad económica y marginalidad social generada por las imposiciones de ese tipo aplicadas desde el Foro de Davos por los gobiernos de países donde rige el Capitalismo salvaje, ha habido un despertar de pueblos que enérgicamente las condenan y rechazan con una rebeldía que hace temblar de miedo a esos súbditos del sistema, respuesta que Pablo Heraklio comenta en su trabajo diciendo:
“La respuesta social ante los abusos de las élites económicas y militares siempre está patente.”…
“La reunión de Davos es festiva, pero también de trabajo. Se necesita un lugar tranquilo para hacerse dueño del mundo. Sin sitios donde poder reunirse, las élites capitalistas hacen bien en esconderse en un territorio bien fortificado y ocupado militarmente demostrando así su miedo, y es que las protestas en la calle tiene su efecto.”
“Los participantes en Davos son conscientes de que el ambiente está crispado en las calles de todo el mundo, desde los rescates bancarios y necesitan transmitir algo de tranquilidad.”
Para ello, los organizadores del evento destinan una buena suma de dinero en seguridad y publicidad, como lo explica Heraklio señalando que se contratan “lacayos y bufones” con tal propósito.
“Un séquito de 500 periodistas tiene acceso a todas las sesiones del programa oficial.”
En torno a 30 millones de dólares son destinados para la seguridad del evento que mueve a unas 5.000 sicarios, entre soldados, policías, escoltas y vigilantes paramilitares. El espacio aéreo totalmente cerrado y controlado militarmente sobre la región del evento, en tanto más de mil vuelos extras entre aviones y helicópteros son vigilados.
“Entre los bufones destacaremos a todas esas estrellas mediáticas que bailan al son que el dólar marca ayudando a crear el espejismo necesario para que se difumine la verdadera naturaleza del evento. Bonos y las tres falacias de Davos…A Davos van los elegidos. La Élite Alfa marca a sus reses.”
Otra de las voces que advierten del peligro que para los pueblos del planeta representa el Foro Económico Mundial de Davos es la de Aaron Tauss, Profesor asistente del Departamento de Ciencia Política de la Universidad Nacional de Colombia, sede Medellín, quien en un trabajo publicado bajo el título ¿Hacia la Fábrica 4.0? Reflexiones sobre “La Cuarta Revolución Industrial” y el Futuro del Capitalismo” destaca entre otros aspectos que:
“…Naturalmente, los distintos apologistas y defensores de las clases dominantes, -los medios de comunicación masivos, los “tanques de pensamiento” (Think Tanks)- etc., destacan las ventajas de las nuevas tecnologías, como por ejemplo, la reducción de los costos de producción, el aumento en la eficiencia o eliminación parcial de las formas de trabajo arduas y monótonas para los seres humanos.”
“En cambio, las organizaciones sindicales advierten que la automatización y la reestructuración de los procesos productivos, no solo pondrán en riesgo muchos de los puestos de trabajo existentes, sino que también producirán un incremento en las tasas de desempleo, una devaluación de la calificación de los trabajadores y una intensificación de los conflictos laborales.”
“Además, dichas transformaciones permitirán la expansión de un régimen de control social y de vigilancia total.”
“Debido a los cambios tecnológicos es muy probable que los salarios medios sigan bajando, mientras que ciertas calificaciones indispensables para la reproducción de las relaciones capitalistas se volverán más valiosas, generando salarios más altos para una minoría de expertos y ocasionando simultáneamente un aumento en las desigualdades sociales.”
Pablo Raúl Fernández, sociólogo y politólogo peruano, docente de la Universidad Nacional de San Agustín, es otro analista que critica y condena las actividades de ese engendro del Capitalismo que es el Foro Económico Mundial en un trabajo que bajo el título: “Davos 2017, más Desorientación que Soluciones”, publicó horas “”antes de iniciarse el evento haciendo entre otros señalamientos que:
…”Ahí van “los Jinetes del Apocalipsis” los nuevos dueños del mundo”, los fieles servidores del Club de Bilderberg, los nuevos amos del mundo, seguro, sí, están decididos a proseguir y profundizar las políticas globales de desposesión, saqueo y nuevas formas de explotación de los recursos naturales.”
“Listos con sus asesores a expresar que el alto desempleo de millones de ciudadanos europeos –mayor cantidad en la juventud- dirán y justificarán que es pasajero y que las políticas de salvataje y austeridad son las correctas. Que la Troika continúa imponiendo políticas fieles a los dictados de la canciller alemana.”
“”¿Que dirán estos señores de élite financiera en alianza con políticos mentirosos y farsantes sobre la desigualdad económico-social y la complejidad de sus múltiples problemas. Seguro, se pronuncian sobre la crisis de la Alimentación -pero no del origen y quienes son sus implementadores-, pero igual hablarán de las pandemias y el peligro de inflexión sobre la sociedad en riesgo global?”
“¿Dirán algo sobre la economía criminal, los Estados canallas, los Estados inviables y los narco-Estados, Tendrán la capacidad y transparencia de pronunciarse a favor de una política global de “guerra contra la corrupción?”
¿Tendrán la autoridad moral para pronunciarse sobre el envejecimiento de la población y las terribles consecuencias que hoy tiene en el escenario global demográfico?, Que dirán de la globalización de la indiferencia, la globalización del desempleo, la globalización de la negación de derechos sociales-laborales y políticos de los nuevos trabajadores en los países de economías emergentes?
“¿Asumirán la responsabilidad como corporaciones, banqueros, empresarios, de ser los directos generadores, junto a los gobiernos de turno de este nuevo peligro de la sociedad y los seres humanos, como es el avance incontenible de la economía criminal, el narcotráfico, el lavado de activos, los paraísos fiscales y la terrible y cruel realidad de la inseguridad ciudadana?
A pocas horas de culminar el foro, se conocieron algunas de sus conclusiones, pronunciamientos protocolares que están muy lejos de responder a las preguntas del sociólogo, así como la apuesta por la Cuarta Revolución Industrial, orientada a aumentar la riqueza de los amos del mundo y a preservar su dominio sobre una humanidad víctima de la insaciable voracidad del Capitalismo salvaje.
Pero los asistentes al encuentro anual de Davos llegaron tarde a la cita, porque el mundo de los oprimidos se han rebelado contra ese sistema cruel e injusto. Porque como dijo Fidel: “Esta gran humanidad ha dicho “basta” y ha echado a andar. Y su marcha de gigantes ya no se detendrá hasta conquistar la verdadera independencia, por la que han muerto más de una vez inútilmente “.

24/01/2017 - 10:27 am