Una nueva economía surge en Escuela Agroecológica "Comandante Arañero" en Aragua

  Foto: Fundación Ciara

Maracay, 11 Jun. AVN.- Un nuevo modelo económico sustentable y que fomenta la agricultura urbana, llegó para consolidarse a la Escuela Agroecológica Comandante Arañero, ubicado en entre el Batallón Manuel Toro y las instalaciones de la Compañía Anónima Venezolana de Industrias Militares (CAVIM), en Maracay, estado Aragua.

Esta unidad productiva surge el 27 de febrero de 2016, con el empuje de las mujeres de las comunidades del municipio Mario Briceño Iragorry, junto a funcionarios castrenses de las Fuerza Armada Nacional Bolivariana.

La conciencia del pueblo despertó en estos espacios, para desarrollar su potencial productivo, encaminado a impulsar la soberanía alimentaria del país. Unas 34 mujeres y 5 efectivos castrenses, convergen en unión cívico militar, hacia el trabajo de la tierra y la siembra de la esperanza.

Eric Amaro, responsable de la escuela Agroecológica Comandante Arañero, destaca que la activación de estos espacios para siembra, ha sido el despertar del conocimiento desde la integralidad productiva.

"En un pensamiento critico y autocritico, y en función del encadenamiento productivo estamos avanzando, que es lo necesita el país y que quería nuestro Comandante Eterno, Hugo Chávez Frías", manifestó Amaro.

Tierras fértiles, se unen al trabajo de estos hombres y mujeres, que han logrado la activación de 15 hectáreas productivas, además de la preparación para la siembra de otras 15 adicionales.

La escuela posee dos espacios productivos, uno conformado por los canteros, donde mayormente se cultivan hortalizas como lechuga, cebollín, cilantro, remolacha, berenjena, tomate, entre otras. Mientras que en el conuco, los productores se dedican al cultivo en mayor escala de rubros como: lechosa, el maíz, frijol y patilla.

La escuela cuenta una cochinera y la cría de 500 gallinas para la producción de huevos, además de un proyecto de tres lagunas para la piscicultura.

"Estamos trabajando en función de la agricultura urbana, como conuqueros estamos sembrando semillas de esperanza, para el futuro de un pueblo que está necesitando de una soberanía alimentaria", dijo Amaro.

Pueblo productor

Más de 20 toneladas de alimentos han sido producidas en estos espacios, donde se respira la libertad de los campos y el ímpetu de un pueblo noble trabajador, que se afianza el desarrollo del motor agroalimentario.

"Esto es gracias primeramente a la revolución, gracias al compromiso y la convicción de la conciencia de nuestras mujeres, gracias al general Víctor Flores Urbina, del Instituto de desarrollo de Mario Briceño, quien nos cedió estos espacios y a la comunidad, que necesitaba era un rayito de fe", relata Eric Amaro, responsable de la unidad.

La escuela ha alcanzado la distribución, a través de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción de 7 toneladas de maíz, 2 toneladas de yuca, casi una tonelada de lechosa, así como otros rubros llevados a las mesas de las familias aragüeñas.

Para Eric, la creación de estos espacios productivos es la enseñanza que dejó el Comandante Chávez, quien fomentó el regreso a las raíces de la campo y despertó en la población esa convicción de sembrar para llevar soberanía al pueblo.

"Chávez es lo mas grande, mi comandante es lo mas importante para esta unidad socio productiva, el ser comandante arañero es tenerlo aquí presente, es ver cómo cuando el era niño y vendía esos dulces de arañita, es la esperanza, el amor, es esa fortaleza que nos enseñó, para luchar y seguir adelante", enfatizó la señora Amaro, con gran emoción al recordar al líder del proyecto revolucionario.

  Foto: Fundación Ciara

Mujeres en formación

Isabel Sánchez, productora de la unidad, destaca que llevan adelante la labor de sembrar los alimentos, con la finalidad de que sean distribuidos a unos 169 Clap del municipio Mario Briceño.

"Nuestro comandante nos impulso a que nosotros teníamos que sembrar independientemente del espacio en el que lo íbamos a hacer, no hay limites para la siembra, eso fue lo que nos quedo y nosotros vamos a mantener eso, para nuestros hijos y nietos", comentó.

Sánchez cuenta que en cada rincón de esta casa productiva, se siente el legado del líder Hugo Chávez, por lo que han avanzado en la formación política e ideológica, para acompañar y apoyar el gobierno del presidente de la República Nicolás Maduro.

Maryori Rojas, otra de las trabajadoras de la tierra en esta unidad, indica que el pueblo esta llamado al fortalecimiento del motor alimentario, en base a la nueva geopolítica del Estado para garantizar la soberanía del pueblo.

Desde muy temprano estos hombres y mujeres, trabajan de lunes a lunes en el proceso productivo de alimentos balanceados y libres de aditivos químicos, junto a la formación política que se imparte en los espacios.

"Bendeciría a mi comandante si estuviera vivo, por dejarnos esa semilla de reivindicación, vamos a seguir trabajando desde el amor, por esa patria bonita que nos dejo", subrayó.

La Escuela Comandante Arañero, es una referencia de la potencialidad del pueblo venezolano, que se está impregnado del sentir revolucionario y del legado del líder Hugo Chávez, quien enseñó al pueblo a luchar, batallar ante cualquier guerra y empoderarse para sembrar el fruto de la patria.

 Foto: Fundación Ciara

11/06/2017 - 12:17 pm