De los hornos de La Minka salen 6.000 panes diarios para familias caraqueñas

 

Caracas, 22 Jun. AVN.- Desde las 6:30 de la mañana la panadería comunitaria La Minka, ubicada en la avenida Baralt de parroquia Altagracia, en Caracas, produce 6.000 panes diarios que son distribuidos por 16 Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap) a las familias de esta popular zona de la capital.

Cada media hora, sale la producción de los hornos, y los Clap expenden pan francés y canillas a los vecinos de esta comunidad, a través de un proceso similar a la distribución de las cajas o bolsas con los productos de la cesta básica.

Desde hace tres meses este establecimiento es administrado por la comunidad, luego de haberse presentado una serie de irregularidades en su funcionamiento y en la venta del pan.

"Yo me entristecía porque veía cientos de personas haciendo cola esperando que les vendieran pan, que la mayoría de las veces se los vendían con sobreprecio, porque los dueños sacaban pocas cantidades ya que acaparaban la harina subsidiada", relató Lenny Murillo, quien tiene cinco años trabajando en la panadería, y es testigo de la transformación que ha experimentado este espacio productivo en los últimos 90 días.

Destacó, que como resultado de la administración comunitaria, la panadería Minka no deja de producir desde las 6:30 de la mañana hasta las 7:00 de la noche, para abastecer a los vecinos de la avenida Baralt.

"Desde que nuestra organización ocupó esta panadería no se ha parado la producción, pues diariamente están sacando 6.000 panes diarios, bajo una lógica de panadería comunal que tributa por el fortalecimiento del poder local para abastecer al pueblo", destacó el vocero de la organización Comunidades al Mando "Proyecto Nuestra América", José Solórzano, en declaraciones a la Agencia Venezolana de Noticias (AVN).

Este luchador social, quien es uno de los responsables de coordinar la panadería, señaló que el pan canilla se distribuye a 250 bolívares, por lo que los usuarios lo han bautizado "como el pan más barato de Caracas".

El también miembro del grupo de productores libres asociados al pan, destacó que el Gobierno del Distrito Capital y la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde) reconocen el esfuerzo conjunto de los 22 trabajadores de la panadería y la comunidad organizada, por lo que se extendió el lapso de ocupación del establecimiento por tres meses más.

"Cuando el pan deja de ser una mercancía para enriquecer al dueño capitalista y pasa a ser un producto para alimentar a nuestro pueblo en lucha, la lógica es distinta. Nosotros en estos tres meses no sólo vendemos el pan más barato de todo el territorio nacional, sino que hemos fortalecido a la parroquia Altagracia con actividades para el desarrollo y la formación de los caraqueños", enfatizó.

Recordó que quienes manejaban la panadería— conocida anteriormente como Maison Bakery—, acaparaban la harina para producir un máximo de 3.000 unidades diarias (de apenas 140 gramos), y además incurrieron en acciones de explotación laboral, insalubridad y expendio de productos vencidos.

Indicó que bajo el modelo de administración comunal, reciben la materia prima (harina de trigo) directamente de la Superintendencia Nacional de Gestión Agroalimentaria (Sunagro) para abastecer a los familias del centro de la capital.

Para producir los panes se emplean 25 sacos de harina de trigo por día, de los cuales 13 se utilizan para la elaboración de las canillas y 12 sacos para el pan francés. 

En la panadería comunitaria La Minka, los usuarios también pueden adquirir -de forma directa- galletas a un precio de 450 bolívares (Bs) la unidad, trozos de torta a 1.850 Bs,y las tradicionales bombas rellenas a 450 Bs.

Los trabajadores de este establecimiento no se limitarán a producir pan tradicional de trigo, sino que prevén utilizar harinas alternativas, e incluir nuevos productos.

22/06/2017 - 11:56 am