Atletas agradecieron logros y recibieron bendiciones para nuevo ciclo olĂ­mpico

Caracas, 06 Ene. AVN.- Este viernes se celebró la edición número 72 de la tradicional Misa del Deporte en la iglesia de La Pastora de Caracas, donde decenas de atletas nacionales y autoridades del Estado venezolano compartieron en el acto litúrgico para agradecer por los logros alcanzados en 2016 y para bendecir sus nuevos retos y confrontaciones para el nuevo ciclo olímpico y paralímpico que comienza este 2017 hacia los Juegos de Tokio 2020.

Para la esgrimista venezolana y cuatro veces olímpica (Atenas 2004, Beijing 2008, Londres 2012 y Río 2016), Alejandra Benítez, el año 2017 viene cargado de nuevos retos y competencias de carácter mundial. Sin embargo, para ella lo más importante es abrir paso a la nueva generación y prepararlos para que representen al país en el ámbito internacional.

"El atleta no se puede quedar en lo banal de la medalla o de ser un súper campeón, el llamado es para que todos mis amigos atletas, campeones y medallistas trabajen por la nueva generación. Hay que ser disciplinados para reconquistar los espacios en las comunidades y las escuelas, tenemos que empezar a sembrar nuestras semillas para luego ver esos grandes árboles que son los niños del futuro", dijo Benítez luego de culminar la Misa celebrada en la mañana de este viernes.

La esgrimista agregó que es importante agradecer a Dios por lo logros obtenidos, así como también por los nuevos retos que están por comenzar en el ciclo olímpico de Tokio 2020. "Para este año hay mucho trabajo, ya iniciamos la preparación para las copas mundiales y seguimos en base de preparación".

Por su parte, el doble medallista paralímpico en atletismo (bronce en Londres 2012 y plata en Río 2016), Omar Monterola, manifestó estar muy contento por el año que recién culminó, pues logró subir nuevamente al podio en los últimos Juegos Paralímpicos, razón por la que agradece y pide para enfrentar con mucha preparación el nuevo ciclo a los Juegos de Tokio 2020.

Entre tanto, Marcos Castillo también atleta paralímpico, aprovechó la Eucaristía para agradecer los logros obtenidos a pesar de su dificultad motora e hizo un llamado a las personas que posean alguna dificultad a no rendirse sólo por tener algún impedimento.

"Vean nuestro ejemplo, la constancia está en la fuerza y la voluntad. No hay necesidad de estar en casa como hacen muchos padres con los hijos que presentan alguna dificultad, porque a pesar de todo la vida sigue y cada quien tiene que luchar por lograr sus sueños", dijo Castillo quien a los  11 años fue diagnosticado de una enfermedad que le afectó el sistema nervioso periférico y perdió la movilidad en sus extremidades inferiores.

Para el nadador de aguas abiertas y atleta olímpico Erwin Maldonado (Beijing 2008, Londres 2012 y Río 2016) el 2017 representa un nuevo comienzo para dar todo por el país. "Viene un año 2017 donde se inicia un ciclo olímpico, un nuevo comienzo donde tenemos que dar todo por el todo (...) vienen los Juegos Bolivarianos y los Juegos Centroamericanos".

Al culminar el acto, las glorias deportivas, atletas y autoridades del Estado como el Ministro para la Juventud y el Deporte, Mervin Maldonado; el Minsitro para Comunas y Movimientos Sociales, Aristóbulo Istúriz; la Fiscal de la República, Luisa Ortega Díaz, el presidente del Instituto Nacional del Deporte, Pedro Infante, entre otros; participaron en la inauguración de una cancha de usos múltiples aledaña a la iglesia, y compartieron con la comunidad en actividades culturales y deportivas, como un ejemplo de que el deporte es una fuente de paz, vida y felicidad.

La primera Misa del Deporte se realizó en 1945 en la iglesia de La Pastora, después de que el párroco de esa jurisdicción, Francisco Castillo Toro, convocó a los deportistas de Caracas a que asistieran a un funeral en tributo de las glorias del béisbol José Pérez Colmenares y Salvador Argüelles.

[foto10][foto11]